Shopping Cart

VirtueMart
Su cesta está vacía.

Registro Tienda






Menú de usuario


EL AJO PDF Imprimir Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 5
PobreEl mejor 
Enfermedades - Sección II -Productos Naturales y sus suplementos

EL AJO 

 

Sus propiedades terapéuticas.

El ajo y la sábila pertenecen a la familia de las lilaceas, ambos tienen grandes propiedades medicinales. El ajo se caracteriza

por poseer un tallo enterrado en lugar de la raíz; existen muchas variedades de ajos, la mas común es la Allium Sativum, L.

Principales propiedades del ajo:

Antibiótico, Expectorante de los pulmones, Vermífugo (contra gusanos intestinales). Antirreumático, Híper tiroideo, Relajante muscular, Digestivo, Diurético, Antidiabético, hipotenso, Relajante cardiaco.

Previene la ateroesclerosis, la trombosis, Disminuye la grasa y el Colesterol en la sangre, Revitalizante y reconstituyente general.

El ajo es rico en azucares, proteínas, calcio, potasio, fósforo, azufre, yodo y silicio, además de vitaminas A, B1, B2, B3, y C.

El ajo contiene:

Allicin, un poderoso antibiótico natural, en muchos casos mejor que la penicilina y la tetraciclina.

Ajo es, un compuesto descubierto por el Dr. Eric Blok de la Universidad de Nueva York. Este producto impide la formación de coágulos en las arterias y por lo mismo previene contra las embolias. También ayuda a controlar el colesterol en la sangre.

Selennium, es rico en este elemento indispensable y necesario para neutrlizar o eliminar los radicales libres y por lo tanto previene contra un sinnúmero de enfermedades. El selenio es un antioxidante que ayuda a aminorar los efectos de  la vejez y de la oxidación de las células. Combinado con las Vitaminas A y E, el poder rejuvenecedor se aumenta.

Saponina, un compuesto que ayuda a bajar la presión arterial y por ello previene contra las embolias.

Fructosa, este carbohidrato ayuda a estimular o mejorar las defensas del organismo.

Gracias a estas características es que ha gozado el ajo de una gran fama desde la antigüedad. El pueblo babilónico ya lo usaba 3.000 años antes de cristo, considerando al ajo una planta milagrosa, usándolo contra enfermedades del aparato respiratorio, así como afecciones cutáneas, incluso la lepra, además para ahuyentar las amibas y gusanos intestinales.

En el pueblo de Israel el ajo se consideraba una planta milagrosa.

En el país de Egipto el ajo es mencionado por el historiador Herodoto en donde habla de una inscripción hecha en la gran pirámide de keops, en la que se indica que el ajo es uno de los vegetales diariamente suministrados a los trabajadores.

Actualmente los egipcios toman el ajo antes de las competencias deportivas. Historias similares se pueden contar de Grecia, en donde Aristóteles menciona al ajo diciendo “Ayuda a la cura de la hidrofobia y es un buen  tónico laxante”.

Hipócrates 460 A. de C. recomienda el ajo a los deportistas que competían en los juegos olímpicos.

Posteriormente tuvo un gran auge su uso curativo durante la edad media. El cual continúa hasta nuestros días.

El Ajo tomado con el tomillo multiplica su poder de antibiótico natural y lo hace mas digerible. El ajo combinado con la lecitina tiene mayor poder de asimilación.

1-       Poder Antibiótico antiviral y Germicida. Este efecto ha quedado bien demostrado que es eficaz contra bacterias como los estafilococos, estreptococos, salmonela y demás gérmenes que habitualmente causan las infecciones diarreicas y gastrointestinales, así como las bronco pulmonares. Además de las causadas por hongos como la tiña y la candidiasis.

2-       Expectorante de los pulmones. Actúa como un gran expectorante pulmonar ayudando a desprender la secreción de las mucosas infecciosas nocivas en los bronquios. Además previene contra catarros y gripes. El Dr. Irwin Ziment, experto en medicina pulmonar comenta que el ajo y algunos cliles funcionan muy bien como expectorantes.

3-       Vermífugo. Desde la antigüedad se ha usado los dientes de ajo para eliminar los oxiuros (lombrices intestinales) de los niños, sirviendo de gran ayuda para eliminar las amibas en forma definitiva.

4-       Antirreumático. El frotar con dientes de ajo molido junto con loción caliente de sábila, las articulaciones adoloridas e inflamadas afectadas por dolores reumáticos, provoca un efecto desinflamante y calmante.

5-       Híper tiroideo. El ajo contiene una gran cantidad de yodo por lo cual ayuda a las personas que padecen bocio hipotiroideo causado por la deficiencia de este mineral.

6-       Tonificante muscular. Los músculos se tonifican al tomar ajo y pueden aguantar una sobrecarga mayor de trabajo, ya lo comentaron los egipcios que construían la gran pirámide, además es un gran relajante muscular.

7-       Digestivo. El tomar ajo previene el bloqueo por nervios o estrés de la secreción de los jugos gástricos y pancreáticos e incluso los intestinales encargados de digerir los nutrientes, además de provocar que la musculatura digestiva se encuentre relajada y tonificada.

8-       Diurético. El ajo es altamente diurético debido a sus aceites esenciales y azucares de bajo peso molecular.

9-       Antidiabético. El ajo es de gran ayuda para las personas con diabetes, ya que disminuye el nivel de glucosa en la sangre, esta acciona se debe a que aumenta la secreción de insulina encargada de mantener los niveles normales de azúcar en la sangre, ( se recomienda leer el libro “Hierbas para la diabetes”,Edit. EDAF).

10-   Hipotensor. (Baja la presión arterial alta) El ajo actuad como vasodilatador favoreciendo una mayor irrigación sanguínea a la vez que provoca una disminución de la presión arterial; experimentos realizados muestran estos efectos en alrededor del 75% de las personas.

11-   Relajante del corazón. El ajo tonifica el ritmo cardiaco y ayuda a evitar arritmia en su funcionamiento, esta indicado para personas que tienen taquicardias y arritmias cardiacas.

12-   Reductor de grasa en al sangre. Se ha demostrado que el ajo provoca una disminución de las lipoproteínas de baja densidad (peligrosas) de un 7 a un 22 % y eleva las de alta densidad (favorables) de 15 a 31 %. Además de disminuir el colesterol y los triglicéridos en un 17 a 20 %. Estudios realizados en diferentes universidades como la universidad de Munich en Alemania, el centro de investigación clínica en Nueva Orleans, la universidad de Oxford y el Colegio de Medicina de Tagore, India junto con otras prestigiosas instituciones. Han corroborado la reducción en los niveles del colesterol LDL (colesterol malo) cuando se da a los pacientes un diente de ajo diariamente.

13-   Ateroesclerosis y trombosis. En 1990, científicos de diferentes instituciones auspiciados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y por la universidad de  Pensilvania reuníos en la primera contención anual sobre “El significado del ajo en la salud”, presentaron sus  investigaciones acerca de la positiva influencia del ajo para prevenir la Arterioesclerosis. Estudios realizados por Chitani y Bordia, revelaron que la ingestión de ajos diaria durante un mes provoco la disminución de la coagulación y destrucción de coágulos de 72 al 85 %.

14-   Revitalizador. Desde la antigüedad el ajo se ha asociado al vigor, ala resistencia física y ala fuerza, provocando gran resistencia en los atletas.

15-   Ajo sin olor puede ser obtenido en capsulas de 1.000 MG, Esto significa un gramo de ajo puro sin el molesto y fuerte olor del ajo directamente tomado.

 

Ejemplo: Efectos del consumo del ajo y la cebolla en la reducción de lípidos en la sangre:

Ø       consumo de ajo y cebolla (MG/día)

Ø       No consumo de ajo ni cebolla. Colesterol (MG/día) 209. Triglicéridos 109

Ø       Consumo  ajo (50 MG/semana), y cebolla (600 MG/Semanal) Colesterol 159.Triglicérido 52.

Ø       Ajo (10) y cebolla (200/semanal), Colesterol 172. Triglicéridos 75.

 

por poseer un tallo enterrado en lugar de la raíz; existen muchas variedades de ajos, la mas común es la Allium Sativum, L. 

 

 

Buscar Producto

¿Quién está en línea?

Tenemos 22 invitados conectado