Shopping Cart

VirtueMart
Su cesta está vacía.

Registro Tienda






Menú de usuario


Capitulo VIII: La Ley que Asegura la Venta PDF Imprimir Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 
Empresarios - 1- Usted Puede Ser el Vendedor numero uno (1)

 

Capitulo VIII: La ley que asegura la Venta 

  

El verdadero Vendedor nunca vende sus productos. Muestra a su cliente como su producto(s) resuelven algunos de sus problemas, como satisfacen algunos de sus deseos y necesidades, y como consecuencia natural el cliente los compra.

 

 

 

Cierto señor tenía un hermoso perro de raza que necesitaba vender. Cargo el perro en su automóvil y se dirigió al campo. Después de pasar varias casas se detuvo donde vivía un anciano que parecía bondadoso. Con el perro a su lado, se  acerco a su presunto cliente y le pregunto;

 

 

 

-¿No quiere comprar un buen perro?

 

Sacudiendo su cabeza, el anciano no respondió:

 

-Creo que no.

 

_Es un perro de raza y muy bueno –agrego el dueño.

 

-Lo será, pero  no necesito perros.

 

El vendedor siguió elogiando su perro, pero no tuvo éxito.

 

 

 

Al día siguiente, el dueño del perro recibió la visita de un amigo suyo, corredor comercial. Después de oír su relato, el corredor se ofreció a venderle el animal.

 

 

El viajante salio con el perro por el mismo camino rural, y se detuvo finalmente ante la casa del mismo anciano de la víspera, Bajo del auto, y dejo intencionalmente el perro adentro.

 

 

 

-¡Que lindo lugar este, señor! ¿Son suyas esas vacas?

 

-Es verdad.

 

 

Deben darle trabajo para entrarlas de noche, ¿verdad?

 

-Es cierto, y para peor de los males, ya no soy tan joven como antes.

 

 

-Si usted tuviera un buen perro, podría amaestrarlo para que se las trajera. Veo además que usted tiene ovejas en esa colina. Supongo que también tiene que acorralarlas de noche.

 

-Si, también a ellas hay que traerlas.

 

 

-Un buen perro le haría ese trabajo, mi amigo. Y, dígame, ¿no le hacen daño las ratas?

 

-Bastante.

 

 

-¡Ah, un buen perro las eliminaría pronto! Y ¿nunca le molestan los ladrones de gallinas?

 

-Hasta ahora no, pero andan por el vecindario.

 

 

-Lo que usted necesita es un buen perro que le busque las vacas, recoja las ovejas, mate las ratas y ahuyente los ladrones.

 

-Tiene razón. Pero ¿donde podré conseguir un perro tal?

 

 

 

El anciano compro el perro. Pero no adquirió simplemente el animal. Compro el servicio que este le podría prestar.

 

 

 

El vendedor sigue la misma táctica. No obliga a la gente a comprar ni mendiga la venta; sino que demuestra el inmenso valor de su(s) productos, la gente se lo va a comprar.

 

 

 

Hasta los mejores vendedores olvidan a veces que cuando sacan el prospecto no basta con explicar de que se trata: hay que mostrar además que beneficios y utilidades proporciona al cliente en perspectiva.

 

 

 

Si el vendedor no menciona los beneficios de sus productos, provoca resistencia en vez de vencerla. Pierde ventas y lo más triste es que cierra la puerta de entrada a muchos. 

 

 

 

 

Buscar Producto

¿Quién está en línea?

Tenemos 60 invitados conectado